Autoridades sancionan a dos casinos físicos

Autoridades sancionan a dos casinos físicos

Legislación, Noticias Peru

Dos casinos físicos de Trujillos estuvieron a punto de ser clausurados. No obstante, las autoridades decidieron imponer una multa y, desde luego, ciertos términos que deben cumplirse a toda costa.

Espacios no adecuados

Las autoridades de Defensa Civil realizaron una inspección en Garden City y Keops, dos de los casinos físicos que operan en la ciudad de Trujillos. Ahora, los resultados de la requisa no fueron prometedores, ya que varios espacios no habían sido condicionados para recibir a los clientes.

El proceso de revisión fue riguroso, de manera que se pudo conocer cada aspecto sobre el estado del lugar, además de una base concreta acerca de cómo ha laborado en los últimos meses. Desde luego, las autoridades no impusieron un cierre permanente, sino temporal. Esto implica que tanto el casino Garden City como Keops podrán reabrir sus puertas después de cumplir con los requisitos de operación fijados por los representantes de Defensa Civil.

Ciertas mejoras deben aplicarse

Gran parte del informe redactado por las autoridades devela que, en el caso del Casino Keops, había varias anormalidades, como estantes sin seguro, escaleras sin protección, extintores inoperativos y más. Muchas de las carencias del lugar resultan de cierta forma, un tanto inconcebibles, pues se trata  de aspectos básicos.

Ahora bien, los funcionarios se toparon prácticamente con las mismas fallas en el Casino Garden City. Según las autoridades, el cableado no estaba oculto, sino que podía observarse fácilmente en el espacio del bar. Las salidas de emergencia no están disponibles, y, al igual que el Casino Keops, los extintores no estaban en condiciones para usarse.

Todas las faltas acumuladas por ambos casinos físicos generaron una multa de 6,160 soles o 1,500 dólares estadounidenses. La sanción fue aplicada según los términos de uno de los parámetros legales que rigen el sector. Tales lineamientos exigen velar por la seguridad de los visitantes, de manera que la presencia de extintores, vías de salida y otros aspectos resultan indispensables.

¿Qué sucederá?

Aunque las carencias de ambos casinos fueron tomadas con mucha preocupación, las autoridades no impusieron una sanción mayor, sino que recurrieron a una multa sencilla. Y, desde luego, ninguno de los establecimientos podrá retomar sus operaciones hasta que subsane las faltas encontradas durante la inspección y se salde la multa. Lo más probable es que la transición hacia la reapertura no sea extensa, ya que casi todos los desperfectos presentes en ambas sedes pueden solventarse en cuestión de una o dos semanas.

Si el Casino City Garden o el Keops vuelven a abrir sus puertas sin solucionar las fallas primero, no hay duda acerca de lo que sucederá después. En estos escenarios, las autoridades son indiscutiblemente reacias, así que la disputa puede concluir con el cierre permanente del lugar que no haya acatado las exigencias de Defensa Civil. Sin embargo, esto no conviene a ninguno de los establecimientos involucrados, pues, pese a las debilidades de sus servicios, han estado ofreciendo entretenimiento por buen tiempo, y tantos años de operación no pueden desecharse de esa manera.

Andrea Romero
Artículo escrito por: